Posterior a la derrota del Once Caldas a manos del Bucaramanga el pasado sábado en Palogrande, el equipo ha optado por evitar contacto con los hinchas y medios de comunicación. El proceder del grupo se ha ido encaminando en estar muy unidos y revisar en detalle lo que les ha impedido sumar puntos de manera progresiva en el presente semestre.

El lunes festivo hubo diálogo del técnico con el grupo de jugadores, con el fin de revisar aspectos del partido anterior y mentalizar al equipo de cara a los retos que se avecinan. El martes se trabajó la parte física en la sede deportiva y enrutar la preparación para visitar a Rionegro Águilas este sábado.

Ya el miércoles se realizó una práctica corta en Palogrande, luego se observaron videos por un periodo de aproximadamente 2 horas para hacer los ajustes pertinentes de partidos anteriores y finalmente hubo un asado de integración, donde se dejó ver la unión del equipo con música, juegos y en general una ambiente propositivo para fortalecer al grupo.

En cuanto a novedades, ‘Alcatraz’ García presentó una contusión leve en su tobillo izquierdo, pero eso no le impedirá ser de la partida ante el conjunto antioqueño, pues trabaja normalmente en los entrenamientos. José Ramírez se recuperó de una molestia de rodilla y está listo, si el técnico así lo determina, para estar en competencia en los siguientes compromisos.

El Once Caldas jugará este sábado ante Rionegro por la fecha 6 de la Liga Águila, a partir de las 5:30 p.m. en el Alberto Grisales; mientras que la jornada 7 será ante el Deportes Tolima, el jueves 17 del presente mes en Palogrande, a las 6:00 p.m.

Comentar

Comentarios