calificaciones-uno-a-uno-once-caldas-2-0-envigado
Foto: Casa Blanca OC

En cuestión de semanas, la situación del equipo manizaleño se transformó inesperadamente, pues pasó de la decepción por un equipo con poco fútbol, sin nómina y cuasi eliminado, a un plantel que empieza a ser protagonista del torneo, escalando 10 posiciones producto de sus tres victorias en línea.

El partido de ayer cierra una afortunada seguidilla de resultados positivos ante equipos que se encuentran en los primeros lugares de la tabla de posiciones y, como siempre, Casa Blanca OC les trae las calificaciones de los elementos del blanco y algunos conceptos que nos deja la consecución de los 3 puntos contra el conjunto naranja en Palogrande:

José Cuadrado: Nuevamente fenomenal en sus intervenciones. En el primer tiempo tuvo una jugada donde neutralizó el ataque del rival en 4 oportunidades, tres de ellas exigiéndose ante los remates de los jóvenes delanteros del hasta ayer, líder de la Liga. Para el segundo tiempo  también lució seguro y atento ante los remates del rival. En el ocaso del partido ganó un mano a mano que parecía el descuento del conjunto anaranjado y nuevamente con méritos saca su portería en ceros. ¿Será que su destino cercano será Asunción y Barranquilla? (9).

David Gómez: El lateral por banda derecha tuvo un partido destacado. Como siempre muy aplicado en marca y con buena reacción ante las arremetidas del rival, pero también colaborando con salida y juego de asociación por su costado, apoyando constantemente la creación de juego colectivo con Quintero, Hernández y Curé. Gómez es un buen elemento y por lo regular hace partidos correctos   (7).

José Luis Moreno: Atento, bien parado y con el acostumbrado nivel defensivo que le brinda seguridad al blanco de Manizales. Sigue mejorando en ese primer pase ya que la orden del técnico argentino es salir con juego corto. Bien en los respaldos y destacado en el juego aéreo  (7).

José Julián de la Cuesta: El defensa antioqueño vuelve a resaltar en un partido donde fue bastante preciso, aguerrido y eficiente a la hora de repeler los ataques rivales y con ese potencial para crear opciones en las pelotas de juego aéreo, lo que le permitió anotar el segundo tanto de la noche y llegar así a 3 goles en la temporada, siendo uno de los goleadores del equipo  (7,5).

Luis Carlos Murillo: Son más los aspectos que se pueden destacar de lo desarrollado por el lateral izquierdo en el partido de anoche, aunque vale decir que por momentos luce aparatoso con el balón, pero en general lo hizo bien por su banda tanto en defensa como en ataque y para alegría de la afición, Murillo está encontrando un nivel de regularidad como hace mucho tiempo no lo hacía (7).

Jonathan Lopera: Importante partido del volante central del cuadro ‘albo’, quien se consolida cada vez más en esa posición como el jugador encargado de iniciar las propuestas ofensivas, conseguir el equilibrio del equipo y darle circulación al balón cuando el rival se encuentre defendiendo de una manera sólida. Para el segundo tiempo vio la tarjeta amarilla por una jugada infantil y repetitiva en él, cuando dedice chocar al rival en el momento que éste ya no poseía el balón. Uno de los ejes del Once por su dinámica, juego panorámico y por momentos, exactitud en el pase (7,5).

César Quintero: Nuevamente es titular y tuvo que cumplir una función de volante mixto, pero partiendo desde primera línea. Hoy Quintero se destacó un poco más, ya que lució ordenado en marca y con algunos destellos en la creación del juego ofensivo, pero todavía sin el nivel acostumbrado, aunque debemos entender que el sistema de juego del equipo pide que Quintero deba desempeñar algunas funciones tácticas que pueden opacar su técnica y capacidad para crear fútbol. (7)

Daniel Hernández: No contar con Daniel es perder grandes probabilidades de ganar un partido. Es un jugador decisivo, que está en el mejor momento de su carrera, donde se nota rápido, dinámico, explosivo y claro a la hora de crear fútbol. Hoy corrió varios balones dando una mano en defensa, pero también se encargó de asistir constantemente a sus compañeros y asociarse en medio campo con los mismos. Anotó el gol que abrió el marcador y cobró un lindo tiro libre que terminó en el tanto convertido por De La Cuesta. Hernández es el jugador diferente que marca la diferencia y aparece reportándose en el marcador (8,5).

Dany Curé: No lució preciso y fue bastante individualista. Iniciando el juego ganó algunos duelos que le propuso al lateral rival, pero no remató con precisión y tampoco fue claro con el pase final. Posterior a ello, no logró acertar en sus acostumbrados arranques de potencia y se fue diluyendo con el pasar de los minutos. Terminando el primer tiempo cobró un soberbio y potente remate de tiro libre que se estrelló contra el horizontal. Para la segunda parte no tuvo mucha participación ya que el equipo caldense bajó un poco el ritmo de ataque. Se le abona como siempre las ganas y la velocidad que le imprime a su actuación. (6).

Jhonier Viveros: Sigue creciendo en su rendimiento individual y cada vez genera más peligro por su capacidad de encarar y ganar duelos, asociarse y generar con velocidad peligro por su banda. Viveros es el encargado del fútbol vistoso que le gusta a la tribuna y atrae a la hinchada. En Barranquilla fue determinante con la jugada del gol y anoche en Palogrande fue una constante amenaza para la defensa rival. (8).

Sergio Romero: No participó mucho en el juego y en los minutos que estuvo en cancha fueron pocas las opciones del gol que tuvo ante un rival bien parado en la retaguardia. Romero es dinámico y cuando es necesario sale del área para buscar asociarse con sus compañeros. Participó en la jugada del gol que abrió el marcador. (6).

José Adolfo Valencia: Entró y a los pocos segundos tuvo una opción clara de gol donde remató de primera intención después de un buen pase del Hernández, pero el balón no tuvo la suficiente fuerza y fue retenida por el portero del cuadro envigadeño. Posterior a ello, no fue mucho lo que se pudo destacar porque el equipo se replegó y decidió defender el marcador. (6).

Elkin Soto: El ídolo manizaleño entró a desempeñarse como volante de segunda línea en reemplazo de Daniel Hernández, pero con un equipo sin mucha intención de atacar, el ‘sultán’ no pudo generar mucho fútbol colectivo y por momentos se equivocó en la entrega del balón.

Daniel Rojano: Volvió a entrar al final del partido y se desempeñó como volante central junto a Lopera, pero no fue mucha la participación de este elemento en los pocos minutos en cancha.

El equipo: Logró nuevamente la victoria y hace creer más en que la hazaña clasificatoria es posible. Por momentos del partido se notó el trabajo y la propuesta que consta de mucho juego colectivo, ataque por las bandas y presión bien arriba. Sin embargo, hubo baches donde el rival manejó el balón y generó peligro. Nuevamente se obtuvo, después de una linda jugada colectiva, el gol que abrió el marcador en el final de la parte inicial, lo que fue vital para la confianza de cara al segundo tiempo y rápidamente mediante pelota quieta, la especialidad de la casa, se amplía el marcador para después cuidar del mismo. El Once se replegó en los últimos minutos del encuentro y cuando recuperó el balón no supo administrarlo, lo cual es importante corregir para próximos encuentros. Aun siguen ocurriendo los errores en los pases en la parte de atrás que generan opciones de gol para el oponente,  pero es producto de querer salir jugando con la esférica y solo el trabajo y la repetición  logrará que se corrija este aspecto  (7).

El técnico: Respetó el sistema con el cual obtuvo la victoria en Barranquilla, con la diferencia de colocar en la mitad de cancha un jugador como Quintero que es más dinámico y ofensivo que Noy. Le dio nuevamente la oportunidad a Hernández desde el inicio, lo que permitió mayor conexión entre defensa y ataque y terminó desequilibrando el partido. Por primera vez dio paso a Valencia para que sumara minutos y ante la victoria parcial, ingresó hombres para copar el medio campo como Soto y Rojano. El invicto conseguido por el técnico argentino, sumado al puntaje perfecto y la imbatibilidad de su arco genera la confianza suficiente para luchar por la clasificación a los Cuartos de Final de esta Liga Águila.  (7,5).

#LAVOZDELHINCHA

Comentar

Comentarios