Foto: Nuevo Estadio

Se me acabó la paciencia, no voy a continuar siendo ajena a lo que está sucediendo en Manizales con el Once Caldas. No quiero pertenecer al gremio de periodistas que callan; aquellos que están dentro del grupo de amigos de Felipe Paniagua y sus cómplices Directivos, colegas que hacen parecer que callar tiene sus beneficios. ¿Mermelada que silencia? Ojalá que no.

Los resultados deportivos, son acordes a la determinación de Paniagua de convertir al Once Caldas en una cantera para el balompié colombiano. El fútbol del ‘Blanco’ parece vivir una época negra; se convirtió en un equipo reciclador de jugadores desahuciados y desconocidos, que se convierten en bastas adquisiciones.

Contrataciones que generan muchas dudas, poco claras, y más bien se tornan oscuras por parte  de la Gerencia Deportiva del equipo, la cual es respaldada por una Junta Directiva con visión comercial, más no deportiva. Que no aspiran a campeonatos, sino a entrar simplemente a los 8. Curiosamente, apuntan al dinero, y no tienen idea de cómo se hace Marketing institucional y Deportivo.

Esto lo podemos ver en la formación del equipo profesional, donde el 50% de la nómina del Once Caldas es de divisiones menores de equipos del FPC, otro 30% de un mercado del fútbol extranjero, que solo conocen los delegados deportivos del Once Caldas, y el 20% restante, son jugadores que siguen en el equipo, por amor a la camiseta o en agradecimiento por lo que son hoy en día, caso Harrison Henao. Desoladora realidad.

La salida de Patricio ‘Pato’ Pérez, prendió las alarmas de los malos manejos que se le está dando al Once Caldas, un jugador que prefirió dar un paso al costado e irse con su  fútbol para otras canchas; sí, se fue; y a su repentina ida, solo dejó como respuesta  “acá ya es imposible jugar y trabajar”. Quedan muchos interrogantes en el aire.

¿Qué si hay culpables?  Claro que sí, empezando por el DT. Javier Torrente (Gran entrenador, que hace mucho con tan poco) que permite que armen su equipo al antojo y amaño del principal responsable de ésta crísis, Felipe Paniagua, que abusa de la confianza del Sr. Jaime Pineda, que al igual que los hinchas del Once Caldas es una víctima más de la fabrica de jugadores de ese personaje.

Vámonos a las cifras conseguidas por el Equipo,  9 puntos en casa en 8 partidos disputados, para un rendimiento del 37,5%, y 11 puntos en de 8 juegos de visitante, una campaña del 45,8% fuera de casa. O sea, en Liga no hay un rendimiento ni del 50%, eso sin contar la eliminación de la Copa Águila. Al Once Caldas un ‘cáncer’ antideportivo le está contaminando su historia; ojalá esa enfermedad que tiene nombre y apellido no haga metástasis.

Una institución que se olvidó de sus hinchas, los pisotea y se burla cada semestre de ellos, consecuencia de ello el peor promedio de taquillas para el ‘Blanco’. Viejas y gloriosas épocas aquellas en las que el equipo era de sus seguidores, donde armaban una nómina para un verdadero espectáculo de fútbol; no como ahora, un equipo lleno de ausencias tácticas y excusas técnicas después de las derrotas, que por cierto se convirtieron en el pan de cada partido.

¿Dónde está la hinchada? ¿Hasta cuándo van a seguir permitiendo esto? No más alcahuetería con el muy cuestionado manejo que se le está dando a la institución. Ya es hora de hacerse sentir con estos directivos, que no respetan la historia del campeón de América. Eso sí, sin violencia, pero si con presión.

Un hincha me dijo: “Yo quiero ver a mi equipo campeón, quiero volver a Copa Libertadores y no seguir aguantando la situación de estar viendo otros equipos levantando la copa cada 6 meses y disputando torneos internacionales cada año, y nosotros, el EQUIPO DE LA DÉCADA hundiéndonos cada vez más”. Muy acertado, ¿no?

La prensa de Manizales anda sumisa a la realidad ¿por qué? no lo sé. El decir es que el Once Caldas atraviesa por un mal momento deportivo, para los medios, no sucede nada. Bueno, no hablo de todos los periodistas, se salvan dos o tres, más, no. Para el resto les quedará en su conciencia ser complice del este debacle deportivo en el cual está sumergido hoy el Once.

La verdad siempre, aunque duela y traiga sus consecuencias. Me queda por decir, que a muchos les incomodará estas letras, pero fueron escritas con carácter; porque para relaciones públicas, hubiese estudiado Mercadeo y no periodismo.

Y para finalizar Sr. Paniagua, el Once Caldas no es tu negocio.

Por: Lizett Hincapié

Periodista

Lee También: Manizales será ciudad piloto en la carnetización de hinchas
Javier Torrente se quedará una temporada más con el Once Caldas.
Once Caldas cayó en Medellín y quedó eliminado de la Copa Águila.

lleva tu pasión a todos lados.

              
Síguenos en nuestras redes sociales:
Facebook Casa Blanca OC
Twitter Casa Blanca OC
Instagram Casa Blanca OC
Youtube Casa Blanca OC

Comentar

Comentarios