Once Caldas cayó ante el Tolima, en un partido que fue interrumpido por el fuerte aguacero en Manizales; inició a las 6pm y terminó a las 9:40 pm.

El Once Caldas inició jugando bien, teniendo la pelota generando peligro gracias a las triangunlaciones por derecha entre Farías, Yesus y Sinisterra que eran muy desequilibrantes.

Después del minuto 20 el Blanco empezó con muchas impresiones, dandole la pelota al Tolima que tuvo dos remates al arco.

El agua empezó a caer en el estadio Palogrande, siendo protagonista principal, lo que impedía el trasegar normal de la pelota de juego, durante los minutos finales de la primera etapa  y el segundo tiempo que se jugó hasta el minuto 82`.

El juez determina detener el juego debido a la intensa lluvia y envía los equipos a los camerinos, donde muchos daban por terminado el compromiso, debido a que faltaba muy poco para culminarse y la lluvia no cesaba.

Pero por orden de la Dimayor se debía terminar el juego, a las 9:20 pm con un estadio casi vacío se jugaron 17 minutos más, ambos equipos parecían que estaban de acuerdo con el empate, pero Carlos Robles, ex Once Caldas se encuentra el gol, en un final atípico con un resultado negativo para el equipo de Bodhert.

Comentar

Comentarios