Foto: Gol Caracol

Un descolorido Once Caldas cayó en la Ciudad de Neiva, los dirigidos por Flabio Torres perdieron 1-0 ante el Huila, la única anotación del juego fue obra de David Ferreira quien anotó de penal tras una imprudente falta de Fausto Obeso en el área, en el minuto 90 se fue expulsado César Arias por una falta sobre el guardameta Opita.

La situación del Once Caldas este semestre se ha vuelto insostenible, el equipo jugadas 10 fechas no encuentra una identidad futbolística, el equipo de Flabio Torres en vez de mejorar cada que se juegan los partidos empeora, y la constante es la misma el blanco no tiene gol, y esto se da porque no tiene argumentos para llegar al arco contrario, siempre es con un atropellado Penco que le rebota todo balón que le llega y Arias que si bien recibe con fundamento juega muy alejado del área y cuando tiene opciones no las concreta, los delantero del blanco parecen mediocampistas siempre están bajando hasta la mitad del terreno para recibir balones, ya que arriba nunca les llegan claros, en este equipo de Torres no hay salida clara todo es al pelotazo.

Ya con el fracaso en Copa Libertadores y corridos 10 partidos de Liga se pueden empezar a sacar conclusiones, el Blanco no juega a nada y cuando gana es por que se encuentra los goles o por una genialidad de tiro libre o en su defecto un cobro de tiro penal (58% de los goles han sido de pelota quieta) al Blanco le falta trabajo, memoria táctica, es increíble que un equipo siempre juegue diferente, no se ven patrones en movimientos, hoy la defensa estuvo un desastre el Huila no anotó antes porque también es limitado adelante y botó demasiadas, por encima le cabecearon de todo a Cuadrado, Pérez y Moreno que habían sido descatados, hoy no vieron una de cabeza, el Once se acercó con centros de pelotas quietas y con arrestos individuales de Álvarez que terminó el partido fastidiado por la impotencia que se siente estar en un equipo desordenado.

Lo del Blanco preocupa y preocupa mucho, con lo que se ha visto hasta hoy me atrevo a decir que si el Once Caldas pasa a las finales como uno de los 8 mejores es por suerte, por que por fútbol esta muy lejos de merecer un paso a las finales, el partido contra Santa Fe abría una ilusión hacía un nuevo camino para el equipo, pero claramente después del partido contra Águilas y el de hoy, es claro que sólo fue un espejismo, el Once Caldas se desbarata con cada partido que juega, los buenos resultados del semestre pasado se desmoronan, solo quedan escombros.

Hoy el Once Caldas es un equipo de mitad de tabla para abajo, un equipo con ganas pero sin fútbol y las cosas parecen que no fueran a mejorar, pero esto es fútbol y nada esta escrito, pero en realidad es que lo que hasta hoy muestra el Once Caldas no hace ilusionar ni al más optimista de sus hinchas, parece que va a terminar siendo otra temporada para el olvido como lo fue ese nefasto 2012 de Angel Guillermo Hoyos, y sufriendo la agonía de un equipo que va en decadencia hasta que termine la temporada, ojalá y me equivoque y el equipo encuentre su rumbo pero ahora las esperanzas y los ánimos del hincha están por el piso al ver como todos los equipos, hasta los coleros se llenan de puntos gracias al Blanco.

APP ONCE CALDAS CASA BLANCA OC
APP ONCE CALDAS CASA BLANCA OC

Queremos escuchar tus opiniones sobre la situación del equipo, déjanos tus comentarios.

Comentar

Comentarios