Llegaba la noche del 23 de Junio de 2004, el mítico estadio La Bombonera era centro del máximo evento deportivo del Continente americano, el encopetado Boca Juniors último campeón, recibía al Once Caldas en el primer partido de la final de la Copa Libertadores 2004.

El Once Caldas salía al campo de juego en un ensordecedor estadio con 57 mil aficionados que gritaban a una sola voz apoyando a Boca Juniors gran favorito para llevarse el título continental, por otro lado, encabezados por Juan Carlos Henao fueron saliendo uno a uno los once guerreros colombianos que llegaron hacer historia a la capital argentina saludando a los cerca de 500 hinchas colombianos que llegaron apoyar a su Blanco amado.

Primer Tiempo.

Empezó el juego en una cancha que debido a los juego artificiales no dejaba ver con claridad lo que pasaba, el gran favorito Boca Juniors empezó atacar al Once Caldas con todo lo que tenía, se quería comer al Blanco Blanco, pero los Once de Manizales estaban bien parados y respondían con mucha personalidad a cada avance que intentaba realizar los dirigidos por Carlos Bianchi.

La primera opción clara del partido llegó a los 28 minutos cuando un centro de tiro de esquina cayó en la cabeza del central Rolando Schavi quien cabecea en el punto penal y el rebote le queda a Barihjo quien de nuevo remata de cabeza y estrella el balón en el horizontal y se salvaba el Once Caldas del primero.

Minutos después un desborde de Clemente Rodríguez por el costado izquierdo termina en un centro al punto penal donde Ledesma remataba de frente al arco y de nuevo el horizontal le decía que no a los Xeneinses.

Al minuto 38 llego la preocupación para el Profesor Luis Fernando Montoya, Arnulfo Valentierra la carta más importante del Once Caldas en el medio campo tenía que salir por un golpe en su rodilla izquierda, en su lugar ingreso es escurridiso Javier Araujo.

Así termino la primera parte con un Boca intentando romper la férrea defensa que armo Montoya y el Once Caldas aguantando el cero en su arco.

Segundo Tiempo

Inicio el segundo tiempo, el OnceBoca-Juniors-0-0-Once-Caldas-2004-Casa-Blanca-OC Caldas decidido en sacar su arco en cero prevaleció sobre las intenciones de Boca por llevarse el partido, pero se encontraron con once colombianos que no resignaban ni un solo balón y que por el contrario se jugaban la vida en cada ataque que llegaba por parte de los argentinos.

El Susto para Boca.

En el minuto 87 por poco llega la sorpresa, el Once Caldas tenía una oportunidad de tiro libre en un costado que a simple vista no generaba ningún peligro para el arco defendido por Abbondanzieri, Elkin Soto se paró al frente de la pelota y con su majestuosa zurda golpeo el balón que se dirigía hacia el ángulo de Abbondanzieri,  quien sorprendido solo rosa con la punta de sus guantes el balón y éste se estrella en el vértice del arco, que hizo que la mítica bombonera se quedara en silencio.

Boca impotente ante el muro creado por los colombianos se dedicaron a tirar pases frontales sin ningún destinatario más que la enorme defensa del Once Caldas que comandaban Edgar Cataño y Samuel Vanegas, y así terminaron los primeros 90 minutos de la final de la Copa Libertadores del 2004, que ponían a toda una ciudad y a un país a soñar con un título continental.

Formaciones:

BOCA JUNIORS: Roberto Abbondanzieri, Pablo Alvarez, Rolando Schiavi, Nicolás Burdisso, Clemente Rodríguez, Pablo Ledesma, Javier Villarreal, Diego Cagna (Franco Cángele, 78), Pedro Iarley, Guillermo Barros Schelotto y Antonio Barijho.

ONCE CALDAS: Juan Carlos Henao, Miguel Rojas, Samuel Vanegas, Edgar Cataño, Edwin García, John Viáfara, Rubén Darío Velásquez, Diego Arango, Elkin Soto, Arnulfo Valentierra (Javier Araujo, 38, Wilmer Ortegón, 75)) y Jorge Agudelo (Herly Alcázar, 65).

Por: Víctor Jiménez

Resumen

 

Revive el Partido Completo

Comentar

Comentarios