Tras conocerse el pasado 2 de Diciembre que Johan Arango no continuará en el Deportivo Pasto, equipo con el cuál disputo la temporada que recién termina, volvió a ser centro de las miradas y las especulaciones por su futuro inmediato, teniendo en cuenta que los derechos del jugador pertenecen al Once Caldas y su préstamo al Independiente Medellín termina el 20 de diciembre.

La novela del jugador Vallecaucano inicia un nuevo capítulo tras conocerse el comunicado del equipo pastuso donde informaba que el volante no continuaría en la institución; así lo manifestaron en su redes oficiales: “Los señores Michael Ordoñez y Johan Arango se encontraban en el listado para continuar con nuestra institución, pero los jugadores decidieron terminar sus contratos por mejores propuestas laborales de otros clubes”

Lo cierto del caso, es que las ofertas mencionadas aún no son concretas y más allá de los rumores de que lo quieren Millonarios, Independiente Santa Fe, Junior y América, lo único  seguro es que el jugador pertenece a la institución ‘alba’.

Si bien la calidad de Arango es indiscutible, no ha podido consolidarse como la estrella que prometía ser debido a los contantes actos de indisciplina que han afectado su carrera como profesional en los clubes donde ha militado.

Esta  ha sido la situación de Johan desde su salida del Once Caldas.

A mediados del mes de diciembre de 2015 el vallecaucano fue presentado como nuevo refuerzo del Independiente Medellín; Eduardo Silva Meluk hizo el anuncio con el ya tradicional “video del presi” presentándolo como una de las nuevas figuras del conjunto paisa. En su momento Arango declaró que llegaba a Medellín con la idea de dejar atrás la imagen negativa que se había generado en los medios y deseaba superar con creces el nuevo reto que se presentaba. Su salida del club caldense se dio a préstamo a un año con opción de compra.

whatsapp-image-2016-12-07-at-12-16-19-am

Sin embargo, el nombre del talentoso volante empezó a figurar en Medellín, y no precisamente por sus goles, en febrero el volante no se presentó a uno de los entrenamientos de su club, generando molestia en la hinchada y en su propio entrenador. Posterior al caso, Arango realizó un video argumentando que se encontraba enfermo y que todo era un malentendido; 3 meses después se conoció un nuevo caso donde el jugador fue sorprendido conduciendo en estado de embriaguez.

El 20 de mayo el técnico Leonel Álvarez anunció la salida de Arango de la institución antioqueña : “No va más con nosotros, solo queda desearle suerte y que ojalá con todo el talento que tiene pueda aprovecharlo en otra institución, ya que a pesar del grupo de jugadores, una hinchada fiel que siempre apoya y una ciudad maravillosa en la que todos quieren estar no supo aprovechar las oportunidades que se le dieron”

A los pocos días el jugador se fue a México, Tigres era su nueva casa, allí también prometió no volver a cometer los mismo errores, pero su situación en tierra azteca fue confusa,  el técnico de Tigres, Ricardo Ferreti no lo tuvo en cuenta en el plantel , pasó a préstamo a Pumas, y  finalmente terminó en Jaguares de Chiapas, donde de nuevo se le acuso de indisciplina. En su defensa, algunos medios publicaron que todo se debía a diferencias económicas con el jugador.

Finalmente, en Jaguares no tuvo oportunidad de jugar y el 9 de Julio de 2016 Deportivo Pasto lo presentó como un “refuerzo de lujo”, ante la sorpresa de todos en Colombia.

whatsapp-image-2016-12-07-at-12-11-31-am

Con el conjunto nariñense volvió a figurar en lo futbolístico y ayudó a su equipo a escaparse del descenso, allí jugó 14 partidos y consiguió 6 anotaciones. Hoy nuevamente vuelve a ser noticia al no renovar su vinculación con dicho club y su futuro ronda alrededor de grandes clubes del fútbol colombiano, de no hacerse efectiva la opción de compra del Medellín y Tigres de México.

Por ahora, los derechos de Johan Arango pertenecen al Once Caldas y deberá presentarse al club en enero del 2017.

Por Nicolás Orozco

Columnista – Casa Blanca

 

Comentar

Comentarios