columna-de-opinion-victor-raul-jimenez-yepes-casa-blanca-oc-once-caldas
Foto: La Patria

Para nadie es un secreto que el equipo de Manizales atraviesa una mala situación económica, motivo por el cual decidieron antes de terminar el semestre, acortar la nómina y tomar la decisión de no traer refuerzos, por lo cual se pagó anticipadamente la terminación de contrato de varios jugadores que llegaron, jugaron poco y que inclusive el técnico Torrente dijo que no había pedido, errores que se han pagado continuamente temporada tras temporada por la falta de criterio en las políticas de contratación.

Bien, para esta temporada el equipo no aguantó más las pésimas políticas de contratación que han hecho los directivos del club, donde 56 jugadores han pasado por la institución durante la época Kenworth, y más del 90% de estas han dejado muy pocos réditos deportivos y económicos al club, por lo tanto se decide no contratar y abaratar la nómina para detener el deficit que arrastra la institución.

Lo que produjo la salida de varios referentes del equipo como los dos centrales Lucena y Menosse, el capitán Harrison Henao, el manizaleño Jhon Fredy Salazar, entre otros, volviendo una nómina muy reducida.

Lo que se volvió un problema deportivo y se tuvo la necesidad de contratar varios jugadores, el primero en llegar fue el lateral David Gómez quien renunció al Pereira y llegó libre al Once Caldas, jugador con muchos minutos y gran experiencia.

El segundo fue el arribo del ídolo de Manizales y campeón de América Elkin Soto, quien motivó a la hinchada de Manizales, un verdadero golpe de opinión, donde algunos afirman que fue Elkin quien cedió para cumplir su sueño de terminar en Manizales y otros que la barra fue la que acercó la vinculación —acción que se aplaude debido a la importancia de un jugador de esta categoría y lo que significa para la hinchada–. Independiente de las razones o circunstancias, la realidad es que Elkin Soto llegó y fue un gesto que el hincha aplaudió airadamente. (En otro artículo hablaremos que lo que significa la llegada de Elkin Soto)

Te puede interesar: Lo que piensa el hincha de una posible llegada de Elkin Soto (vídeo realizado antes de la llegada del jugador)

El último jugador que llegó al Blanco fue José Julián de la Cuesta, central que no jugaba profesional desde hace más de 1 año y 7 meses y con antecedentes médicos preocupantes.

En conclusión llegaron jugadores con experiencia, con muchos partidos profesionales, que ya se encuentran maduros, (entre tres suman 97 años) jugadores que no entraban en los planes de contratación que se venían realizando, pero que se hicieron por las circunstancias de urgencia del club y pueden salvarle la “gestión” a los encargados de la parte deportiva del club.

Con la experiencia de los que llegaron, han aportado jerarquía y orden en un equipo lleno de juveniles, es solo ver como José Julián de la Cuesta se ha vuelto un referente importantísimo para la hinchada debido a sus grandes actuaciones, recordemos que llegó entre críticas debido a su para futbolística y pasado médico.

Pero el impacto mayor lo logró Elkin Soto, en tan solo 20 minutos en su debut hizo salir contenta a los más de 11 mil hinchas que llegaron al Palogrande a verle, a pesar de la derrota ante un débil Águilas de Rionegro, Soto ingresó y se vio un cambio futbolístico notorio a lo que venía mostrando el club, que diferente se ve un equipo cuando hay jugadores de jerarquía.

En el partido con Millonarios si bien no brilló tanto, potenció los dos jóvenes mediocampistas, que en partidos pasados no daban pie con bola, un verdadero líder al interior del campo, donde con su presencia, el Once Caldas ha expresado el mejor fútbol en lo que va del torneo.

Si bien no es un equipo que esta en construcción (como cada semestre que hay revolcón en la nómina), con el aporte que generarán estos “Veteranos” que llegaron por las afugias del club, cambiando con el hambre de triunfo de los jóvenes, el equipo cumplirá su objetivo de pasar a las finales, después de estar ahí nos ha demostrado el fútbol que cualquier cosa puede pasar.

Si bien el camino es complicado, si lo comparamos con las 5 primeras fechas del torneo pasado el Once Caldas ya sumaba 11 puntos hoy tiene 6 unidades, pero no contaba con jugadores de jerarquía, hoy si los tiene y ellos serán determinantes en la consecución de puntos que en el pasado se dejaban ir por inexperiencia.

Reitero, para mi el objetivo de pasar a los 8, no es un objetivo sino una obligación para un equipo grande como el Once Caldas, pero desde hace varias temporadas nos vendieron esa idea hasta volvernos un equipo de media tabla, “que lo único que busca es clasificar” esto último dicho por el gerente del club.

Como en todo artículo de opinión nos encantaría leer tus comentarios que amplíen nuestros puntos de vista, pero siempre enmarcados en el respeto.

Te puede interesar.

Comentar

Comentarios