Foto: Facebook de Michel Cárdenas

Dentro del “revolcón” del Once Caldas para la temporada venidera, cayeron dos juveniles: Michel Cárdenas y Hárold Isaza, quienes venían buscando oportunidades en el equipo profesional e intentando ratificar sus condiciones en ‘las grandes ligas’.

‘Chencho’, como le dicen los amigos a Michel Cárdenas, llegó en marzo de este año proveniente de las divisiones inferiores del Independiente Medellín. Su gran padrino fue el ex directivo del Once Caldas, Fernando Zapata, quien decidió traer al jugador a la ciudad y ponerlo a disposición de Javier Torrente en su momento.

A sus 20 años, el volante creativo no tuvo la oportunidad de jugar un solo minuto oficial con el ‘Blanco’, aunque estuvo en alguna convocatoria con el técnico Torrente. Ahora con la permanencia de Hernán Lisi al frente del Once Caldas, el jugador quedó descartado para la próxima temporada.

Por su parte, el manizaleño Hárold Isaza tampoco hará parte del grupo que estará con el técnico argentino en 2017, tal y como lo dimos a conocer en una nota reciente con el volante del barrio Villa Pilar.

Isaza logró jugar 22 partidos como profesional con el Once Caldas, acumuló 920 minutos y logró un gol (ante Rionegro por Copa Águila). Desde que llegó Lisi, el jugador tuvo problemas: llegó tarde a un entrenamiento y posteriormente no fue tenido en cuenta en ninguno de los 9 partidos que dirigió el D.T. en esta temporada.

‘El Flaco’ le manifestó a Casa Blanca que “se están buscando alternativas en otros equipos” y espera definir su futuro pronto.

Tanto Isaza como Cárdenas esperan tener una oportunidad en un equipo profesional, para dar a conocer sus condiciones futbolísticas, las cuales ya no van a poder demostrar en el equipo de Lisi.

 

Comentar

Comentarios