Al finalizar el partido frente a Bucaramanga el técnico chocoano no aceptó preguntas de la prensa y únicamente dio una corta reflexión, expresando su tristeza por la derrota.

‘Pacho’ aseguró que el sábado ante el Bucaramanga fue el partido que nunca quiso haber perdido en su vida. Posteriormente, el entrenador le manifestó a ‘El Tiempo’ que su tristeza se basaba en la presencia de su único nieto, Antonio, el cual asistía por primera vez al estadio a ver a su abuelo dirigir:

“Yo quería que mi nieto recordara un momento importante de mi vida y que para él también fuera importante: que cuando pasara el tiempo él dijera que la primera vez que fue al estadio vio ganar a su abuelo. ” expresó.

El entrenador, también aclaró que no ha pensado en la renuncia y expresó su compromiso con la ciudad y el equipo:

“Yo estoy dándole todo al puesto: quiero a los pelados, quiero el proyecto, quiero la ciudad. No estoy pensando en irme. Vivir en Manizales es como estar en otro país”, señaló.

Comentar

Comentarios