Once-Caldas-fallos-arbitrales-casa-blanca-oc
Foto: Futbolete

 Foto: Futbolete

Los arbitrajes han sido uno más de los aspectos que juegan en contra del Once Caldas en la actualidad. Dirigentes no tienen peso en la FCF.

La actualidad del Once Caldas está plagada de una irregularidad  que podemos asociar en mayor medida a la conformación de un plantel con múltiples limitaciones deportivas. Adicional a ello hay otros factores influyentes como las lesiones y los jugadores  que se encuentran en ese proceso de recuperación y  tardarán algunas jornadas en regresar a su máximo nivel.

Pero hay un tema que definitivamente preocupa no solo en la institución manizaleña, sino en la generalidad de la competencia futbolera a nivel nacional e internacional, y es el bajo rendimiento arbitral que fecha tras fecha afecta constantemente los intereses de los equipos en contienda.

Particularmente el Once Caldas ha tenido que sufrir en las fechas iniciales de esta liga algunas decisiones arbitrales que sin duda alguna afectan el normal transcurrir de los partidos, mas cuando se hace escasa la propuesta ofensiva del equipo y por ende las oportunidades de gol.

En el partido correspondiente a la segunda fecha que se disputó en Palogrande contra Alianza Petrolera, el juez Bismark Santiago decretó un penalti a favor de los santandereanos cuando transcurría el segundo tiempo y el marcador se encontraba sin abrirse. Fue una jugada bastante discutida donde el elemento del equipo ‘Petrolero’ fue en búsqueda de la pelota con vehemencia levantando mucho su extremidad inferior y terminó chocando con Jhon Rendón, contacto que fue suficiente para que el colegiado decretara el penal. El unísono de la prensa deportiva fue que era un penal inexistente.

Tres días después en la ciudad de Montería el central Gustavo Murillo, el cual es un juez que ha tenido un desempeño interesante dentro de su carrera como árbitro, se equivocó constantemente con decisiones  que afectaron los intereses de Jaguares y del Once, ya que no se decretaron múltiples faltas penaltis para ambos bandos. Sin duda alguna al finalizar el partido se generó el malestar por la mala actuación.

El pasado sábado contra Rionegro Águilas, cuando transcurría el primer tiempo, el asistente de banda N.1 anuló un gol legítimo del ‘Blanco’ cuando decretó un fuera de lugar de Jhonier Viveros quien, a criterio de quien les escribe, no participó de la jugada, pues fue Daniel Hernández quien llegando desde atrás se adueñó del esférico y remató al arco.

A pesar de ser jugadas puntuales, que las mismas no pueden ser un justificante de la irregularidad deportiva del equipo caldense, es preocupante que en tres de los cuatro partidos disputados por el Once existan tantas polémicas arbitrales, por lo cual se hace necesario para el bien del espectáculo que no se improvise con la designación arbitral para que la función de los mismos pase desapercibida y podamos dedicarnos a hablar de lo propuesto por los equipos en el terreno de juego y no por el fallo en la falta, el fuera de lugar, la amonestación o la expulsión.

Por Juan David Morales Aristizabal

Columnista de Casa Blanca OC

#Entrevista No te pierdas la exclusiva entrevista con Elkin Soto después de su nuevo debut con el Once Caldas http://www.casablancaoc.com/el-regreso-de-un-idolo/

Posted by Casa Blanca OC on martes, 19 de julio de 2016

Comentar

Comentarios