Foto: Cristian Hernández

Después de 2 triunfos seguidos en condición de visitante, El Once Caldas volvió a perder fuera de casa, dejando un balance negativo en sus 2 enfrentamientos con el Junior de Barranquilla, que por el contrario, revivió en la tabla, situación que se ha vuelto común en los de Manizales.

Durante la primera etapa, el Once mostró buen orden defensivo, evidenciando el trabajo de Lisi para reforzar este sector con la idea de sacar el cero, como lo había expresado en rueda de prensa. Sin embargo, se le olvido que para ganar hay que tener equilibrio, atacar, y de eso muy poco se vio en el inicio, donde los hombres del medio hacía arriba no tuvieron la relevancia que se les había destacado en el 3 – 3 de Manizales; hoy Ortega, Estupiñan y Cure no sonaron.

En el periodo complementario, la postura no cambió, Junior tuvo el balón, generó opciones y el Once se acercó tímidamente en algunas contras, así hasta que al 52’ Oscar Estupiñan recibió la segunda amarilla y salió expulsado, para completar. En adelante, el equipo se fue abajo, el local quería celebrar en su vuelta al ‘Metro’ y lo logró, al 54 Cuadrado atajó una chilena a Aponzá y en el cobro en corto del tiro de esquina posterior, Ovelar marcó el primero, nada que hacer para el portero.

Ante la desventaja, Lisi se la jugó al ataque, entró a Sinisterra por Rojano y en una de las primeras que tuvo el juvenil generó una clara opción de gol. Alcatraz tuvo 2 tiros libres peligrosos que desperdició y el local cobró la ineficacia, Bernardo Cuesta aumentó la ventaja al 86 y Toloza puso el moño al 93, la defensa se volvió a ‘descuadernar’, no marcaron bien en los goles y el blanco no aprovechó el respiro que tuvo en el complemento. Como se volvió costumbre, Cuadrado había salvado en repetidas ocasiones.

Al final, se va goleado el Once, que venía respirando con los triunfos fuera de casa pero esta vez le salió cara su visita a Barranquilla, se vuelve a oscurecer el parorama no solo por los resultados, sino porque el buen juego se volvió a perder, no pasó de ser una ilusión para el hincha.

Comentar

Comentarios