Directiva del Once Caldas en cabeza del presidente, Tulio Mario Castrillón Tobón, protestará ante la Comisión Arbitral Nacional, el arbitraje de Wilmar Roldán en el empate 2-2 ante Santa Fe el pasado sábado en el estadio El Campín

El club alega varias inconsistencias durante el trámite del juego, entre ellas haber expulsado a Diego Peralta sin justificación clara, pues nunca se vio el presunto ‘manotazo’ que habría denunciado el 4to árbitro del compromiso sobre un rival. Además, los 7 minutos adicionales al final de los 90′ y la sanción constante de faltas en contra del cuadro caldense, que se entiende como un arrinconamiento del árbitro central. 

El técnico Hubert Bodhert se quejó en rueda de prensa por el trabajo de Roldán, algo poco usual en el entrenador cartagenero: “Hicimos todo para ganar, estratégicamente estuvimos a la altura. Las decisiones arbitrales nos pesaron, se pitó mucha falta”, aseguró. 

Adicional a ello, el club ya se había pronunciado oficialmente por lo sucedido ante el Deportes Tolima, un partido que tuvo que reanudarse hora y media después por razones climáticas en el estadio Palogrande, argumentando que “se puso en riesgo la integridad física de los jugadores en dicho juego. 

Lee también: El caos que se armó en Palogrande entre el árbitro y la Dimayor

Empieza entonces a preocupar el tema arbitral en un momento clave del campeonato, donde restan 4 jornadas del ‘todos contra todos’ y en el que el Once Caldas tiene serias posibilidades de clasificar.

Finalmente, otro tema que tiene incómodos a dirigentes del Once Caldas es la programación de los compromisos, pues jugar en casa entre semana a las 6:00 p.m. no es lo ideal y esta situación ya se ha presentado en 4 oportunidades durante el torneo. 

 

Comentar

Comentarios