Al final del partido los hinchas que asistieron al Palogrande para el partido entre Once Caldas y Águilas Doradas, se dividieron en aplausos y silbidos para sus jugadores, el equipo de Flabio no rinde en casa y tiene una gran deuda con su hinchada, durante el último partido el equipo se vio lento y cansado por momentos, no se demostró el mismo ímpetu que se había notado en los dos partidos anteriores frente a Nacional y Santa Fe,  para mi, una de las causas principales es quizás, el cansancio acumulado por la seguidilla de partidos que ha tenido que afrontar el Once Caldas.

EL Blanco tuvo una agenda muy difícil esta semana, enfrentó a los dos equipos con mejor actualidad en el fútbol Colombiano, donde salió airoso consiguiendo 4 puntos de 6, enfrentando a los últimos campeones, el equipo de Flabio Torres jugó el domingo pasado en horas de la noche con el Nacional, donde se tuvo un muy exigente partido, se corrió y lucho cada balón, errores a mi parecer técnicos privaron al Blanco de un mejor resultado, pero no se puede negar que el equipo tuvo una excelente actitud y no fue inferior al compromiso.

Posteriormente viajó en avión a la capital del país para lo que fue una victoria luchada y sudada contra Santa Fe el actual campeón, equipo hasta ese entonces invicto en la Liga Águila, donde de nuevo se dejó hasta la última gota de sudor y se consiguieron 3 puntos valiosos, donde el técnico ahora si, se le vio mano desde el banco, de nuevo viaje el jueves a Manizales, donde a duras penas se alcanzó a recuperar el equipo y se entrenó muy poco, además la Dimayor pone abrir la fecha de clásicos al Once Caldas en un horario totalmente inusual, a las 2 pm, si bien no justifica el empate de local ante un rival en el papel débil, pero si es quizás una explicación de por que en este partido no se vio la misma presión que se notó en los dos partidos anteriores, claramente el equipo estaba cansado y eso se notó mucho en el campo de juego.

No olvides descargar la app móvil para celulares Android dando click.

Algunos dirán con mucha razón, Águilas tuvo el mismo calendario que el Blanco, pero no es así, Águilas primero jugó en la fecha 8 con Envigado en Medellín (Jugó el sábado el Once el Domingo), relativamente cerca de Pererira, luego jugó de local ante Millonarios el martes (el Once el Miércoles), el Once Caldas tuvo que viajar a Bogotá, Águilas  de nuevo jugó en Manizales a 45 minutos de Pereira, la agenda es claramente más tranquila, donde se tuvieron viajes cortos y dos días más de preparación, si bien esto es sólo un ingrediente de todo lo que envuelve al fútbol, es un factor (desde mi punto de vista) para que el Once Caldas no salieran arrollar a su rival el sábado, donde el equipo se vio falto de piernas.

Al equipo de Flabio Torres se le nota una mejoría, el partido en Bogotá para mi fue un inicio, los jugadores se la juegan en cada enfrentamiento, se ven ganas y compromiso, lo más importante es que se esta viendo orden, un equipo que de a poco va encontrando una identidad, por el lado de Torres, se ve recambio durante el partido y no sólo en los últimos minutos, el técnico tiene reacción oportuna en los juegos, se vio contra Santa Fe y Águilas, quizás no siempre funcionen como se planean pero por lo menos se ve acción desde el banco, en el equipo ya se ve camadería, Johan Arango se volvió un jugador más colectivo, en la celebración de los goles se nota que los problemas personales e internos se están dejando atrás, el partido que se vio ante Santa Fe espero que sea de verdad, el inicio de cosas buenas para la institución y no un simple accidente, el técnico tiene mucho trabajo, si en verdad quiere cumplir con las palabras de inicio de semestre, cuando dijo que ” no hay otro objetivo diferente al titulo”, Torres esta en deuda pero esta empezando a pellizcarse, eso es una avance conociendo la enorme cláusula que existe para rescindir el contrato.

Ya llegamos a la mitad del torneo y nunca hemos estado en los 8, restan 10 partidos donde se debe jugar siempre de la misma forma sin importar que el equipo que este al frente sea grande o pequeño, muy bien lo dijo Jonathan Álvarez previo al partido contra Nacional “este es un partido normal, vamos a competir por tres puntos, o acaso ¿si le ganamos a Nacional ganaremos 4 puntos?” y así debe ser siempre sea quien sea el rival, tratar de competir de la mejor manera para conseguir tres puntos, ya esta demostrado, el equipo tiene grandes jugadores, nómina hay, y técnico tiene que demostrar que esta para grandes cosas, pero por algo lo contrataron, ya hay que dejar el mundo de la farándula y escándalos en los que se ha visto sometido el equipo y pensar solo en lo deportivo.

Ahora con muchos más días de recuperación y preparación, el Once Caldas visitará el próximo fin de semana al Atlético Huila, equipo revelación del fútbol colombiano en Neiva, donde se debe empezar a sumar de a tres y así empezar el camino hacia los ocho mejores.

La invitación es a los hinchas a que aporten sus comentarios, sabemos algunos estarán de acuerdo y otros no, pero de esto se trata esta página, para compartir nuestra opiniones  con respeto y argumentos, de nada nos sirve colocar insultos o malas palabras que no llegan a ninguna parte, para nosotros son muy importantes sus comentarios siempre los leemos porque sabemos siempre hay cosas por mejorar.

Comentar

Comentarios