Foto: Once Caldas

La historia empezó al minuto 40 cuando Francisco “Tito” Cortés el técnico encargado, demostró su carácter a los cerca de 7 mil hinchas presentes al estadio Palogrande, decidió sacar a Johan Arango de la cancha, el jugador más “valioso” (hablando en términos económicos) del club, Tito cansado del desorden y los errores del jugador, con un gritó de desespero y rabia, mando a calentar a Jhon Fredy Salazar al minuto 36, gesto que aplaudieron los hinchas en occidental al ver calentar el nacido en la tierra.

Para ser sinceros, pensé pensaba que iba aguantar el cambio hasta el entretiempo, pero para sorpresa de todos, mando al campo al Manizaleño con apenas unos minutos de calentamiento por Johan Arango, vaya acto de valentía, de un técnico que no busca complacer a los directivos y los caprichos de un jugador, que cree que puede hacer lo que quiere porque posee talento, exhibiendo su mala actitud; jugada arriesgada, donde inclusive se pudo apreciar que varios de los presentes en el cuerpo técnico manifestaron su inconformismo por la decisión, pero la gente que si sabe lo que quiere apoyó la decisión.

Aunque fue muy cuestionada el hecho de sacar a Arango en nuestras redes sociales, se dio un mensaje claro y contundente al grupo de jugadores “EL QUE QUIERA JUGAR, TIENE QUE SUDARLA Y PRIORIZAR LO COLECTIVO A LO INDIVIDUAL”  mensaje que le cayó muy bien al equipo, que en el segundo tiempo liderado por Salazar, Quintero y Piedrahita, empujaron el equipo hacía adelante derramando hasta la última gota de sudor; lo que corrieron estos tres jugadores fue impresionante, no se guardaron oxigeno, todo lo dejaron en el gramado del Palogrande.

Francisco Cortés quizás este muy verde para ser técnico de un equipo profesional, pero agallas no le faltan para dirigir a un equipo,  el cual le entregaron con resavios y lleno de jugadores caprichosos y mimados consecuencia de un técnico faltó de carácter, liderazgo y ambición, Tito en este momento esta apagando incendios, tratando de recomponer un vestuario que estaba totalmente perdido.

La pieza clave

Francisco Cortés se la jugó, hizo quizás la jugada más arriesgada desde que llegó a dirigir al Once Caldas, algo a lo que nunca se atrevió hacer al anterior técnico, en el banco tenía a su pupílo Jhon Fredy Salazar, él Manizaleño que demostró con creces la confianza depositada por su técnico; desde que entró apresurado sin haber calentado bien, mostró ímpetu para encarar el partido, gesto que reconoció la afición.

Salazar más con amor propio y con sed de gloria (algo que caracterizó a los guerreros del Montoya en el 2004) impulsó a su equipo hacía delante hostigando a los defensas rivales, a pesar que le ganaban en físico, él nacido en Aranjuez les ganaba en ganas, ya que estaba vistiendo y representando los colores de su tierra.

En una de esas fue a buscar a Julian Hurtado encarándolo y robándole el balón, a lo que el defensa respondió agarrándolo de la cintura, pero Salazar no tenía en su mente tirarse y dejar perder semejante oportunidad de empatar el partido, se repuso del agarrón y fue a encarar a Bonilla, y con un gesto de absoluta calidad, dispuso su cuerpo inclinándolo hacía la izquierda para poder abrir bien el pie derecho y así colocar el balón lo más lejos de bonilla, y así fue, el balón traspaso la resistencia del arquero Manizaleño y puso a gritar a los cerca de 7000 coterráneos que asistieron al Palogrande, que contagiados con las ganas del joven jugador, gritaron a rabiar el gol del empate.

Y es que no es gratuita la celebración de los hinchas, y el apoyo que se vio anoche en el Palogrande mientras se jugaba el segundo tiempo, hace rato en Manizales no se apoyaba tanto como ayer, siempre era recriminaciones y reclamos, pero ayer fue distinto, la gente se involucró se metió en el plan de apoyar, al ver a un jugador que metía ganas por defender la institución, y es que Salazar no sólo nos dio el gol del empate sino, que nos dio de nuevo el disfrute de ver a un equipo que de verdad se deja en cuerpo y alma en el terreno de juego, ya que sus ganas contagiaron a sus demás compañeros, Piedrahita, Quintero, Lopera, Cuadrado (siempre), Obeso y Caicedo demostraron con más ganas que orden que si se puede hacer un partido digno, a pesar del resultado.

Salazar mostró ayer como se debe jugar al fútbol y cual es el fútbol que queremos ver en Manizales, el Manizaleño mostró antes que cualquier cosa respeto y sentido de pertenencia, en cada jugada mostró ambición, no dio balón por perdido, se tiraba al piso para recuperar balones en ataque, cuando le cometían falta se paraba sin discutir y cobraba rápido.

Directivas y jugadores del Once Caldas que nos están leyendo, reciban con buenos ojos el mensaje que les envió este joven jugador, ya que este semestre ha sido tan difícil descubrir que es lo que pide el hincha, los invito a repasar el partido de Salazar y el segundo tiempo ayer jugado por todo el equipo, más que un resultado, queremos ver un equipo que respete esta camiseta, así no sea hincha del club, pero que sea profesional dentro y fuera de la cancha.

Por último quiero felicitar al técnico Tito Cortés por su acto de valentía y a Jhon Fredy Salazar por dejar en alto el fútbol Caldense y por abrir las puertas para aquellos que en un futuro puedan ser grandes figuras del equipo, sabemos que en Manizales los jugadores no estamos dotados de gran físico pero quedo demostrado que si tenemos con que competir en el futbol profesional.

También quiero aclarar que ayer se jugó un segundo tiempo con muchas ganas algo que valoramos profundamente, pero fue un partido lleno de errores, los dos goles de Equidad llegaron por errores propios, el Once se cansó de regalarle oportunidades del gol al equipo asegurador, hay mucho pero mejorar en los conceptos teoricos, pero se mostraron las ganas y la actitud fue la que aplaudió la gente que ayer asistió al Palogrande.

APP ONCE CALDAS CASA BLANCA OC
APP ONCE CALDAS CASA BLANCA OC

Anécdotas.

Este partido me hace recordar la campaña de la Copa Postobon 2014, donde los malos resultados hicieron que Flabio dejara en el olvido esa Copa, y cometió el acierto (sin ser su intención) de dejar al equipo juvenil a cargo de la competencia, en ese entonces Jhon Fredy Salzar llevaba en su espalda el número 17, que por cierto le caía muy bien ya que mostraba las ganas de dejarlo todo en el terreno (ojalá se lo vuelvan a dar), el Manizaleño anotó dos goles, competencia en la Johan Arango se ganó un puesto en la titular al marcar 6 goles, pero, Arango fue titular y Salazar ni siquiera al banco de suplentes, posteriormente el equipo paso de ronda en la que ya se creía estábamos eliminados, pero en las fases definitivas fuimos eliminados jugando con el primer equipo, lección anecdótica ya que no causo revuelo en el cuerpo técnico ni directivas.

Anoche se vivió algo histórico para el fútbol Manizaleño, ayer en el Palogrande terminaron jugando 3 jugadores nacidos en Manizales, no sé cuanto tiempo pasó para que esto ocurriera, pero en mi corta edad no recuerdo la vez que tres jugadores en la ciudad terminaran el encuentro; para estos datos nos puede ayudar alguien como Alvaro Hincapie experto en estadísticas del Once Caldas.

Este es un artículo de opinión que representa el pensar del autor, sabemos que pueden estar de acuerdo con el o no, esperamos sus comentarios y sus opiniones respetuosas, estaremos gustosos de leerlas y si es del caso responderlas, gracias por leernos y hacer parte de esta comunidad.

Lee también: Calificaciones uno a uno Once Caldas 2-2 Equidad.

Con tres Manizaleños en cancha Once Caldas y Equidad empataron.

Comentar

Comentarios