9 contrataciones han llegado al Once Caldas, todos ellos avalados por el técnico Hubert Bodhert: unos por convicción del entrenador y otros por necesidad, acomodándose a las limitantes financieras del equipo en este primer semestre del 2018. 

En esta pretemporada, próxima a finalizar, se ha impuesto el trabajo y el buen ánimo del equipo, aspectos que esperamos se vean reflejados en la cancha con resultados y buenas presentaciones, pues es un año clave, donde ya todos sabemos se peleará no solo por clasificaciones, sino por mantener la categoría, algo atípico para la historia del club.

Ahora, ¿está bien conformado el Once Caldas para el gran reto de esta temporada?. En las siguientes líneas buscaremos la mejor respuesta a este interrogante, detallando línea por línea la manera como se diseñó el plantel para este primer semestre, no sin antes dejar la puerta abierta para nuevas incorporaciones, pues según lo averiguado, dirigentes del club aún no cierran por completo el libro de contrataciones, con la esperanza de buscar financiación para otro (s) jugador (es) más.

PORTEROS

Como cada semestre, el mejor refuerzo del Once Caldas es la posibilidad de sostener a José Fernando Cuadrado, portero que, aunque deja la puerta abierta para una eventual negociación, hoy es la principal carta de presentación del equipo para el semestre, ad portas del Mundial de Rusia, donde el ’12’ espera su lugar.

De otro lado, el manizaleño Sergio Román y el vallecaucano, Andrés Felipe Cuevas, siguen ahí haciendo cola y trabajando de buena manera para cuando reciban su oportunidad, al igual que otros guardametas juveniles que vienen de atrás.

ZAGUEROS CENTRALES

Es otra de las posiciones donde Bodhert respira tranquilo; aunque se fueron 3 jugadores en esa zona (Acosta, Ramírez y Muñoz), llegó Diego Peralta, que a pesar de ser discontinuo en su juego, viene con antecedentes de experiencia y liderazgo. De igual forma, se logró la vinculación de Geisson Perea, jugador que fue de los más regulares en el torneo de ascenso, pues logró disputar todos los minutos con Real Cartagena el año anterior, alcanzando un importante rendimiento, con el que pudo aportar para que el conjunto ‘Heroico’ llegara hasta semifinales del Torneo.

Los otros tres jugadores para esa posición son los juveniles Sebastián Palma y Miguel Nazarit, revelación del año anterior, y José Luis Moreno, este último recién recuperado de una delicada lesión de rodilla, aspecto que le ha generado complicaciones para tomar el ritmo de nuevo, pero que sin duda es de grata recordación por campeonatos anteriores. Moreno, tiene otro plus y es ser el único zaguero con perfil izquierdo.   

LATERALES

Idos Murillo, ‘Alcatraz’ y el mismo Acosta, que terminó siendo central, el equipo quedó con el gran reto de rearmar esa zona. Llegó Yonni Hinestroza de 33 años (lateral derecho), quien viene con nivel competitivo, pues tuvo la suficiente continuidad con el Deportivo Pasto el año anterior; además, el manizaleño Israel Alba llegó a prueba a esa misma zona derecha y se ganó un lugar. Por izquierda, fue contratado Andrés Felipe Álvarez, de pasado en el DIM y con aceptable actualidad, para acompañar a David Gómez por ese costado.

Para quien les escribe, es una de las zonas donde se ven más limitantes, pues se apuesta a la capacidad del técnico para potenciar estas individualidades, que a decir verdad, prometen muy poco. El equipo no luce fuerte por los costados.

EL ‘DOBLE 5’

Otra zona del campo donde hay incertidumbre, que se ha visto evidenciado en esta pretemporada. Los hinchas observan con preocupación el hecho de no haber reforzado esa zona, más allá de la traida de Mauricio Restrepo y el mismo Sebastián Guzmán, que siendo más mixtos que de marca, pueden aportar en ese lugar del terreno.

Se mantienen Fáber Cañaveral, cuando parecía que tenía pie y medio afuera, y Hárrison Henao, quien ya no genera confianza como volante de marca. Otros dos jugadores para esa zona, tienen en entredicho su continuidad: Daniel Rojano por tener negociaciones pendientes al fútbol argentino y Jesús Marimón, quien tiene líos contractuales con el equipo. 

Es una posición donde debió haber llegado otro tipo de jugador, con características que generaran más confianza, en cuanto a seguridad, fortaleza en el hombre a hombre y mayor inteligencia de juego.

VOLANTES CREATIVOS

Más allá que en un momento dado pueden aportar para esa posición Cañaveral, Restrepo y el tolimense, Sebastián Guzmán; uno de los llamados a cubrir ese lugar del campo es el argentino, Sergio López, que todavía no muestra todo su potencial en el equipo y genera dudas. Juega de ’10’, pero también lo puede hacer de ‘8’ en un momento dado.

Pera la esperanza para la creación del equipo, parece estar recargada hacia el ex Deportivo Pasto, Yesus Cabrera, que viene con continuidad, destacadas presentaciones en Pasto y en estos primeros momentos con el equipo, se ha visto dinámico e interpretando rápido la idea de juego en cuanto a presión alta, pase filtrado y manejo. Es una línea del terreno que a priori tranquiliza y genera expectativa.

EXTREMOS

Son una de las claves del método Bodhert. Por ello, ha sido uno de los ítems más importantes del trabajo en el día a día. Se contrataron dos jugadores para esa posición: Ray Vanegas, que sin haber sido titular el semestre anterior con Jaguares, debido a una lesión, recibe la confianza del entrenador por pasadas experiencias con el extremo izquierdo en el mismo equipo de Montería. Y se trae al mexicano Uvaldo Luna, de grata recordación en Colombia con Patriotas de Boyacá. Su estadística no es muy generosa en cuanto a goles, pero parece una apuesta realmente interesante para desequilibrio, pase preciso y velocidad.

Por izquierda o por derecha, lo puede hacer otra de las realidades del club, hablamos de Luis Sinisterra, de quien el técnico tiene gran expectativa esta temporada. En esa misma zona, aparecen los juveniles Steven Carbonero, Marcelino Carreazo y Mender García, quienes podrían aportar soluciones durante la campaña. Los extremos es otra zona que sin ser muy generosa en individualidades, puede rendir de manera significativa. 

DELANTEROS ‘9’

Para el frente de ataque tenemos al venezolano Edder Farías, que deberá mostrar todo su potencial goleador, por el cual fue contratado del Caracas F.C; también está César Amaya, quien a pesar de cumplir como extremo, él mismo ha dicho que es de centrodelantero donde mejor se siente. Y David Lemos, jugador que todavía no le alcanza para ser una realidad del equipo.

No hay certezas para decir que esta zona pueda funcionar o no; esperemos que el colectivo y la buena efectividad, les de la confianza suficiente para encontrar los goles que el equipo tanto necesita. 

Como conclusión final: siempre he pensado que los grandes equipos se hacen con grande jugadores; pero el dicho que ‘esto a veces es de hombres y no de nombres’, puede que aplique esta vez para el Once; que con el trabajo y la disciplina del técnico entrante, se pueda encontrar en cada una de las individualidades la mejor puesta a punto para el lucimiento del colectivo. Es un grupo aceptablemente conformado, obvio con rivales mejor armados, pero también con peores.

A pesar que parece difícil pelear un título con esta nómina, creo que hay suficiente para empezar a salvar la categoría y pensar en entrar a los 8 mejores. 

Comentar

Comentarios