Foto: Daniel Naranjo

Desde el anuncio del retiro de Juan Carlos Henao el año anterior, los hinchas se preguntaban por quien sería el reemplazo del ídolo de la institución blanca, y en su momento comenzaron a sonar distintos nombres para llegar al pórtico como el suplente de José Fernando Cuadrado.

Al finalizar el periodo de contrataciones, dicho fichaje no apareció y se confirmó que el manizaleño de 21 años y 1.90 de estatura, tendría la oportunidad de figurar en el arco con más regularidad, para demostrar las condiciones que en su momento dejó ver cuando atajó cerca de 30 minutos ante Independiente Santa Fe en el año 2014, ante la expulsión de Cuadrado.

Román, que jugó como titular en la Copa Águila la semana anterior, se estrenó ante su público, que vio como el portero asumió la responsabilidad con la jerarquía de un profesional de varios años de recorrido y salió figura del compromiso a pesar de la derrota.

Al respecto, el manizaleño expresó: “De eso se trata, cada vez que me den la oportunidad demostrar que puedo estar ahí y que puedo luchar por un puesto”

Además de ser importante en llegadas con balón en movimiento, Román se lució atajando una pena máxima al mejor estilo de Henao, en un momento determinante del juego (minuto 45) y ante el experimentado delantero Luis Páez, verdugo del Once Caldas en los últimos enfrentamientos.

Desde pequeño lo admiro a Henao, tuve la fortuna de verlo entrenar, lo he analizado mucho y gracias a Dios se da la oportunidad de tapar el penal. En ese momento se necesita tranquilidad, mente fría, elegir uno de los 2 palos y afortunadamente escogí donde él patió

De la posibilidad de ser titular en este torneo, el portero concluyó: “Es bastante importante sumar minutos y tomar experiencia para ir formándome como profesional”.

Comentar

Comentarios