El Once Caldas venció anoche a Fortaleza en el estadio Metropolitano de Techo con anotación del “Tiburón” Sergio Romero de cobro de tiro penal, y empezó con pie derecho la Liga Postobón II.

El Partido

El Once Caldas como es costumbre juega de local en el estadio de Techo de Bogotá, miles de hinchas del Once Caldas hicieron presencia en el estadio para alentar a su equipo amado, integrantes de Holocausto Norte que viajaron hasta la capital del país se unieron a la barra Fidelidad Blanca, la familia del Once Caldas en Bogotá, antes de iniciar el partido el himno de la ciudad de Manizales retumbo en el cielo capitalino opacando el himno de Bogotá que sonaba de fondo y así iniciaba la fiesta del fútbol para el Once Caldas este torneo que iba a terminar con la consecución de los 3 puntos.

Rodaba la pelota y el Once Caldas con calma comenzaba adueñarse del balón y a generar varias opciones de gol en el arco contrario pero sin mayor peligro, en el minuto 22 una escapada de Sergio Romero por derecha engancha hacia el centro y es derribado y el árbitro decreta pena máxima a favor del “Blanco Blanco” que esta vez jugaba de negro, el encargado era el goleador César Arias quien remata hacia el centro del arco y el arquero Buenaños aguanta y detiene el balón, el Once Caldas desperdiciaba la primera opción clara de gol, el primer tiempo transcurrió sin muchas aproximaciones y terminaría 0-0.

Segundo Tiempo

En la parte complementaria comenzó con la intención de los dos equipos por irse arriba, el blanco con mas en su nómina hacia valer su condición de favorito para llevarse los tres puntos, el Once Caldas se acercaba por medio de su jugador más desequilibrante, José Izquierdo enganchaba muy bien dejando rivales pero a la hora de rematar el balón siempre se iba por encima, al minuto 60 el Blanco tuvo su mejor oportunidad de gol, Piedrahita cobra y hace estirar a Buenaños, el rebote le cayó a Izquierdo que de nuevo prueba al portero de Fortaleza que de nuevo responde y el Once anunciaba y hacia méritos para llegar al primer gol.

El Penal.

El técnico Mario Marín decidió sacar a César Arias que había tenido una mala noche e ingresar al Toro de San Gil, Edwards Jiménez, cambio que le dio resultado si se tiene en cuenta que a él le cometieron el penal que definió el partido, centro de Marlon a Jiménez que se enreda con un defensa de Fortaleza y el árbitro pita penal y de nuevo el Once Caldas tenía la oportunidad de irse arriba por medio de los 12 pasos, esta vez el encargado era el Tiburón Romero que sin dudarlo clavo el balón en el vértice izquierdo de la red defendida por Buenaños y ponía a celebrar a los miles de hinchas del Once Caldas presentes en Techo.

Sufrimiento al Final

Faltando 12 minutos para finalizar el partido Fortaleza decide reaccionar y comienza atacar al Once Caldas por las bandas tirando centro y exigiendo al máximo a José Fernando Cuadrado que no le peso la responsabilidad y que como es costumbre siempre es prenda de garantía en el arco Blanco, el Once respondía con contragolpes de José Izquierdo quien enganchaba muy bien pero definía muy mal y no compartía el balón con sus compañeros que estaban mejor posicionados, el Once Caldas terminaría jugando con línea de 5 en el fondo con el ingreso de Marino García por Sergio Romero y lograría aguantar el resultado a favor hasta que el árbitro pitara el final del partido, y así sumando 3 puntos en la Liga y ubicándose en el 5 lugar del torneo nacional.

Análisis del Partido.

El Blanco llega con poco fútbol, algo característico en los primeros partidos de la liga donde los jugadores llegan sin ritmo se vio limitado en varias facetas del juego pero el Blanco siempre se vio ordenado, algo importante de cara a lo que se viene, lo importante es que se ganó y que el Blanco llega a Manizales con la tranquilidad de haber sumado los primeros tres puntos de visita, esperamos que el buen fútbol llegue acompañado siempre de buenos resultados.

Dejanos tu opinión sobre la victoria del Once Caldas 1-0 en su visita a Fortaleza

Por: Víctor Jiménez

Comentar

Comentarios