En el argot futbolístico, el término “paternidad” se utiliza para referenciar cuando un equipo tiene la habilidad, suerte, coincidencia de derrotar a otro cada que disputan un encuentro, independiente de la buena o mala temporada que estén realizando, la calidad de sus jugadores o la importancia y trascendencia del partido.  Para el caso del equipo caldense, Seguros La Equidad, equipo ascendido en el año 2006, se ha convertido en el rival más complicado para lograr los 3 puntos.

Y es que solo se reportan 2 victorias para los ‘albos’ de los 22 partidos por Liga que han disputado, más otros dos por la final de la Copa Colombia del año 2008, título que se llevaría el equipo asegurador con una victoria y el recordado empate a  3  goles en Manizales.

11 triunfos para los bogotanos y 9 empates son los otros números del historial de enfrentamientos por Liga entre estos dos equipos, una tendencia clara a favor del conjunto que juega sus partidos de local en el Estadio de Techo.

Las dos victorias del Once ante Equidad datan de un partido en Palogrande y otro en Techo. El primero se remonta al 20 de octubre de 2007 cuando el ‘blanco blanco’ se impuso 2×1 ante los aseguradores. Las anotaciones del Once fueron obra de Arnold Palacios y Dayro Moreno y se recuerda como dato curioso que Stalin Motta desperdició dos penas máximas para los bogotanos.

La otra victoria de los caldenses ante el equipo de la capital del la República ocurrió el 2 de octubre de 2015, con idéntico marcador a la victoria anterior y con anotaciones de Johan Arango y Marlon Piedrahita. Pasaron 18 partidos para que el conjunto manizaleño se impusiera ante los aseguradores.

El último partido registrado entre las dos escuadras en el estadio de Techo se remonta al 30 de abril de 2012 cuando Equidad se impuso 3×2 al Once Caldas. Las anotaciones del ‘blanco’ fueron obra de Óscar Estupiñán y Jhon Fredy Salazar.

Comentar

Comentarios